Artículos periodisticos > TV de pantalla plana





30 Apr 2005

La puja es entre los aparatos de plasma y los de cristal líquido, y entre las enormes fábricas de Japón y las de Corea del Sur. Las inversiones para ampliar la capacidad de producción suman miles de millones de dólares. Con las tradicionales marcas de receptores, compiten gigantes de la computación.

 

En una línea de montaje de 400 metros, tan celosamente guardada que la posición de cada máquina es un secreto industrial, los robots se mueven ágilmente para implantar 2,5 millones de celdas diminutas llenas de gas sobre una placa de vidrio que luego se convertirá en el corazón de un televisor plano de 42 pulgadas.

Más y más consumidores cambian sus televisores de tubos por una de las tres opciones de televisión de pantalla plana: plasma (PDP), cristal líquido (LCD) o los más voluminosos con retroproyección a la pantalla. Pero la carrera eventualmente será entre PDP y LCD, según los expertos, y los gigantes de la electrónica de Corea del Sur han trabajado mucho para dominar la tecnología. Comenzaron a la zaga de los japoneses. Pero los surcoreanos rápidamente se adelantaron, invirtiendo miles de millones de dólares en investigación e ingeniería, que les permitió producir paneles a costo más bajo.

Los japoneses no se quedan quietos. Concentran sus operaciones, lo que de hecho redundó en que Fujitsu, pionera en la tecnología de paneles planos, fuera empujada fuera del mercado. Para bajar costos, Sony forjó una alianza en LCD con Samsung de Corea del Sur. Matsushita e Hitachi preparan un contraataque, invirtiendo en nuevas instalaciones de PDP y uniendo sus recursos de investigación, producción y marketing.

La tecnología PDP usa una matriz de celdas de plasma de gas diminutas, hechas sándwich entre dos planchas de vidrio. Las celdas generan luz cuando están cargadas con electricidad y crean imágenes. En un panel de LCD, el relleno del sándwich está hecho de cristales líquidos.

Las diferencias de calidad son menores, por lo que los analistas dicen que el costo definirá la batalla. Cada panel tarda 42 horas en completar el viaje sobre la línea de montaje. Mujeres jóvenes empaquetan los paneles para su envío a los principales fabricantes de TV del mundo: Sony, Philips y JVC, y nuevos actores al estilo de Dell y Hewlett-Packard.

"Vemos una mega tendencia en desarrollo, con los gigantes de la computación ingresando en el mercado de la TV para capitalizar en el entretenimiento digital hogareño", dijo Kim Kwang Soo, un alto ejecutivo de planificación de negocios de Samsung SDI. "Será interesante ver si pueden derrotar a los fabricantes tradicionales de TV", agregó.

En toda Asia, plantas de Samsung, LG, Matsushita, Sharp, Sony y una gran cantidad de compañías taiwanesas producen decenas de miles de paneles de plasma y de cristal líquido al día. Invirtieron en conjunto unos $ 35.000 millones para expandir la capacidad de producción en 2004 y 2005.

 

Más capacidad

Algunos, como Samsung Electronics y Matsushita, hacen televisores completos. Otros, como Samsung SDI, son proveedores de paneles. Si bien el reconocimiento global que tienen sus marcas mantiene a las compañías japonesas a la cabeza en ventas de televisores de pantalla plana, los surcoreanos los superan en la producción de paneles. Desde que comenzó a fabricar PDP en 2001, las ventas de componentes de Samsung SDI han crecido un 535% al año, alcanzando un 25% de la oferta global. Con una tercera línea de montaje agregada a comienzos de este año, la fábrica de Chonan ahora puede producir 250.000 paneles de plasma al mes.

 

A pocos kilómetros, una nueva fábrica -que costó $ 2000 millones- de Sony y Samsung Electronics comenzó la producción en masa de LCD para televisión. Se anuncia que una nueva fábrica de PDP, propiedad de LG Electronics de Corea del Sur, el segundo fabricante de paneles de plasma, detrás de Samsung, comenzaría a operar en agosto del 2005. Y LG Philips, un joint venture con base en Corea del Sur, de LG y Philips Electronics de Holanda, está invirtiendo $ 5100 millones para construir la mayor planta de LCD del mundo.

Para enfrentar a sus rivales, Matsushita e Hitachi de Japón han invertido miles de millones de dólares para aumentar su capacidad de producción PDP. Sharp invertirá $ 1450 millones en una planta de paneles de LCD en Japón.

Como pasa siempre con los productos nuevos, estos programas de expansión tan inmensos han producido exceso de oferta y caída de precios. Todos los principales fabricantes de pantallas informaron fuertes caídas en sus ganancias en el primer trimestre de este año. Así funciona el sistema capitalista-consumista donde el primer beneficiario es el consumidor. Por lo tanto empiece a sacar los cuadros y anaqueles de la pared del living donde colgara su próxima pantalla plana de TV.




Si deseas conocer los 400 titulos publicados por Windmills Editions de escritores de 25 paises, visita la pagina

http://www.windmillseditions.com