Negocios por Internet > Parte IV - Comercio tradicional versus comercio virtual





Comercio tradicional versus comercio virtual

Siempre le digo a mis alumnos: “Té ira muy mal si le intentas vender hielo a los esquimales o petróleo a los árabes, pero té ira muy bien si le vendes petróleo con que calentarse a los esquimales y hielo con que enfriarse a los árabes… porque cada producto tiene un cliente esperándolo y cada cliente espera el producto que necesita… por eso para comenzar un negocio virtual no es importante el dinero sino la creatividad como factor determinante”.
Como ya vimos Internet constituye una de los mayores motores de crecimiento económico en el mundo, un universo del cual todavía no hemos logrado divisar los límites; 2000 millones de internautas recorren la red continuamente, que en los últimos diez años a aumentado en cuarenta veces su tamaño, es decir que cualquier negocio virtual que entre al mercado, tiene grandes posibilidades de triunfar.
Por otra parte, en plena crisis económica mundial, el volumen de ventas en Internet se incrementaron alrededor de un 73.4% en los últimos años, las principales causas de este incremento fueron los precios altamente competitivos y la popularidad que ha ganado el universo digital, es decir que usando la estrategia acertada y valiéndose de las herramientas adecuadas usted puede construir un negocio en Internet que le proporcione ingresos extras y hasta la libertad financiera que tanto desea.

La educación tradicional versus el mundo virtual
La educación del siglo XX no sirve en el siglo XXI, eso lo expreso en varias oportunidades Bill Gates, el prócer de la informática, porque en el siglo XXI las escuelas y las universidades “fabrican” futuros empleados pasados de moda… ¿Que quiere decir esto?… El modelo educativo actual es totalmente obsoleto, era bueno para el siglo XX, en donde reinaba el monopolio de las grandes empresas, que controlaban el mundo, antes que la crisis del 2008 le quitára el velo a un mundo nuevo, con grandes corporaciones al borde de la bancarrota, con grandes sindicatos luchando para sobrevivir, con grandes sistemas médicos que no pueden asistir a los futuros retirados y con sistemas de ahorro y retiro que han perdido miles de millones de dólares ante la crisis.
En el siglo XX las empresas fabricaban productos para el consumo masivo y, las escuelas y universidades, “fabricaban” empleados para el consumo masivo… mientras más parecidos y masificados mejor, son más controlables… pero estamos viviendo en la revolución del mundo virtual, que provocó un gran cambio mundial, una revolución social, pacifica y demoledora que nadie esperaba, hoy el mundo esta controlado por individuos, gente como tu y yo, que gracias a la tecnología pueden acceder a un cumulo de información que antes ni soñaba, y al recorrer el mundo virtual de Internet podemos competir directamente con cualquier empresa a escala mundial... los gobiernos deberán revisar seriamente los programas de educación, para no seguir “fabricando” empleados estandarizados y obsoletos, y comenzar a educar a personas libres y creativas, que generen riqueza propia, dentro del gigantesco mundo virtual en que ya estamos sumergidos.

Comercio tradicional versus comercio virtual
Ahora que ya sabemos como funcionan los negocios B2B, B2C y C2C, veremos la gran cantidad de ideas innovadoras de negocios altamente redituables que pululan en Internet. ¿Pero primero definamos qué es un negocio o comercio virtual?
Un comercio virtual se refiere a aquel negocio que opera sin presencia física, estas organizaciones poco convencionales se basan en el uso de las tecnologías de información y comunicación, en particular, el uso de Internet. Como todos sabemos el primer y más grande obstáculo para quien se quiere independizar y emprender su propia empresa es precisamente el costo de la inversión inicial. En el caso de la constitución de una empresa convencional, solamente en registración estatal y nacional deberá invertir entre los 2,000 a 8,000 dólares, mientras que en el caso de un negocio virtual ese costo se reduce significativamente y va desde los 100 a los 500 dólares dependiendo del país y de la naturaleza de dicho negocio. Pero el tema no termina allí, considere los costos de operación, como gastos fijos del local, servicios, personal, equipo de oficina, transporte, distribución, seguridad, limpieza, contabilidad, ejecutivos, recursos humanos, atención al cliente y muchos otros, que no existen en una empresa virtual.
Muchas entidades de mediano y gran tamaño que operan en la red de redes no cuentan con más de diez personas en el equipo, que trabajan por objetivos y no por hora, y desde su casa, esto le permite al empresario optimizar y reducir considerablemente gastos por concepto de salarios. Otro gasto descomunal en un comercio tradicional es la publicidad, solamente en este concepto muchas empresas invierten sumas millonarias todos los años; pero en los negocios virtuales la publicidad es efectiva, directa y muy económica.
Un negocio virtual permite acceder a múltiples mercados de manera simultánea, una empresa que ofrece servicios y/o productos de calidad, fácilmente tendrá acceso al mercado global, pero si estudia la red, accederá a múltiples nichos en diversos mercados en varios puntos del planeta gracias a la conectividad como ya lo explicamos en anteriores secciones. Todos los años las empresas en Internet ganan popularidad y aceptación entre los clientes de todo el mundo, esto se debe a que los precios son muy inferiores a los de cualquier comercio tradicional, esta es la mayor ventaja de ofrecer servicios y/o productos en la red, al no tener que incurrir en gastos de oficina, alquiler, exceso de personal, etc. es posible reducir considerablemente los precios.

Primero veremos en que se diferencian y en que son similares ambos sistemas de comercio.

Diferencias

Comercio Tradicional

  • Exige alta inversión inicial, en renta del espacio físico, mobiliario y publicidad.
  • Exige riesgo económico en la compra de mercadería para stock inicial.
  • Exige un lugar físico, donde el cliente debe ir para ver los productos.
  • Exige stock de productos físicos, para que el cliente los toque y los pruebe.
  • Exige un periodo de seis a diez meses para comenzar a ver los frutos económicos.
  • Exige altos costos de publicidad convencional, en medios generales de información.
  • Exige conocimiento de leyes estatales y nacionales sobre el rubro a comerciar.
  • Exige alta dedicación, con apertura y cierre del local, en horarios comerciales.
  • Ofrece al cliente la forma tradicional de compras.
  • Ofrece un radio de ventas limitado al barrio o ciudad donde esta ubicado el local comercial.

Comercio Virtual

  • Exige una pequeña inversión en una computadora conectada a Internet.
  • Exige la contratación de un dominio y una pagina web de bajo costo.
  • Exige desarrollo de páginas web atractivas, con interesante contenido.
  • Exige pocos conocimientos de informática y ventas electrónicas.
  • Exige dedicación y tiempo de estudio desde la computadora.
  • Exige un periodo de seis a diez semanas para comenzar a ver los frutos económicos.
  • Exige bajos costos de publicidad en marketing dirigido, por país, edades, sexos, etc.
  • Exige baja dedicación, desde el hogar o desde cualquier parte del mundo.
  • Ofrece al cliente la comodidad de comprar desde el hogar, sin horarios, ni presiones.
  • Ofrece un radio de ventas global, únicamente limitado por el producto o el idioma.
  • Ofrece programas de afinidad formando una comunidad, mediante chat, foros, etc.

Similitudes del comercio tradicional y virtual

  • Ambos ofrecen experiencias de compra amigables, simpáticas y respetuosas.
  • Ambos ofrecen la posibilidad de aclarar dudas instantáneamente.
  • Ambos ofrecen incentivos a los consumidores para comprar y retornar.
  • Ambos ofrecen promociones de ventas, incluyendo cupones, ofertas especiales y descuentos.
  • Ambos ofrecen sugerencias de compra y ofertas especiales personalizadas.
  • Ambos ofrecen esquemas de fidelización, mediante la registración de clientes.

Recordemos la mayoría de la gente recorre Internet buscando información de todo tipo, en la quinta y ultima parte veremos como lograr que esos millones de personas consuman nuestros productos, generando dinero a nuestra cuenta. Para ello veremos que es un dominio, que es y como se diseña una pagina web, que es el contenido y para que sirve, que son los servicios de publicidad en la red y como ganar dinero con todo esto.

Cesar Leo Marcus



Si DESEAS conocer los 571 Titulos Publicados por Molinos de viento ediciones de escritores de 35 paises, visita la pagina

http://www.windmillseditions.com