Negocios por Internet > Parte VI - Los latinos y el mundo virtual





Los latinos y el mundo virtual

 

En los últimos Tips estuvimos hablando de tecnología, de los negocios en Internet y como esto va creando un mundo virtual, del que nadie escapa… en estos Tips vimos como funcionan estas herramientas y como usarlas… pero muchos lectores se han preguntado, (y me han preguntado):

¿Estamos los latinos preparados para este cambio?, ¿Nuestra forma de ser, nuestra cultura, nos permitirá desarrollarnos en el mundo virtual?, ¿Que ventajas y desventajas tenemos con los otros habitantes del mundo?, ¿Quedaremos rezagados, otra vez, frente a los sajones, chinos, hindúes y japoneses en este mundo virtual?

 

Cuando encendemos el televisor, cada vez más grande y más plano, o el celular cada vez más pequeño y más eficaz, o la computadora, cada vez más compleja, pero a la vez más amigable, comprendemos que a medida que la tecnología avanza, a medida que nuestras herramientas se hacen cada vez más sofisticadas, llegamos a ser, como nunca antes, capaces de cumplir nuestras visiones, nuestros proyectos y nuestros sueños. Incluso aquellos más extraños o extravagantes. Sin embargo, cuanto más capaces somos de hacerlo, menos parece ser que lo hagamos. Corremos el riesgo de convertirnos en "servidores de nuestra tecnología", simples "operadores", en vez de exploradores, "mecánicos", en vez de inventores.

Los que triunfan y triunfaran en el nuevo mundo virtual no son, ni serán, los operadores o mecánicos, sino los exploradores e inventores. La robótica tecnológica es algo común, los robots arman automóviles, los robots controlan la calidad de los productos, los robots distribuyen medicinas, los robots buscan información en la red… pero todos los robots cumplen ordenes, son “ordenadores” que “ordenan la información y la obedecen”… no crean información, no tienen creatividad… el ser humano fue dotado por Dios de ciertas cualidades imposibles de tecnificar, como el talento, el instinto, los sentimientos, la imaginación, el amor, la inteligencia, la solidaridad, la curiosidad, etc.

Alguien dirá que ya existe la IA, Inteligencia Artificial, pero la realidad es que la IA es un sistema que relaciona información y aprende de ella, pero no crea, ni inventa información nueva, es decir que lo que llaman actualmente IS, Intelligent Sistems o “Computadoras Inteligentes”, son sistemas muy sofisticados, donde los datos son combinados entre si, para obtener información mas compleja, basándose en la primera, pero sin las preguntas “humanas” que llevan a la creatividad: ¿Como?, ¿Para que?, ¿Por qué?, ¿Tal vez?…

 

Ventajas y desventajas latinas

 

A favor: Los latinos somos seres “conversacionales” y necesitamos de un “oído amigo” que nos escuche, somos persona que se definen en las conversaciones que mantenemos con otros, con nosotros mismos y con Dios. Nuestros amigos que logran acceder a nuestras conversaciones, logran asomarse al dominio misterioso e inasible de nuestra alma, por lo tanto, en las conversaciones encontramos las claves para comprender mejor cómo somos y por qué tenemos los problemas que enfrentamos. Así mismo, los latinos volcamos en nuestras palabras, en nuestros gestos, cuáles son las raíces de nuestras alegrías y de nuestros sufrimientos, y esto nos ayuda para abrirnos paso en nuestra vida. La realidad es que a los latinos nos gusta hablar, conversar, y eso nos hace participes en la construcción de nuestra identidad, en la formación de nuestras relaciones personales, en la creación de posibilidades y de futuros diferentes. A través de nuestras conversaciones transformamos el mundo y creamos nuevas realidades.

¿Y esta es una ventaja o desventaja en el mundo virtual? … Estoy seguro que es una enorme ventaja, porque en la conversación brota la imaginación, la creatividad y las nuevas ideas… el mundo virtual, es un lugar lleno de información que desconocemos en un 99%, y en la forma que crece, afirmaría que nunca llegaremos a conocer mas del 5% del total… pero el mundo virtual paga muy bien a aquellos que aportan imaginación y creatividad, y en eso los latinos nos destacamos.

En contra: Los latinos somos miedosos… con esta afirmación tengo algunas discusiones con mis amigos… muchos me dicen que no puedo tildar de miedosos a quienes cruzaron el desierto caminando, pisando víboras y escorpiones, a quienes cruzaron en balsa, esquivando tiburones, a quienes vieron morir a sus seres queridos en guerras civiles inútiles, a quienes dejaron su familia y su tierra y se aventuraron a un nuevo país, con una nueva cultura y una nueva lengua… y realmente mis amigos tiene razón, en eso demostramos valentía, madurez, responsabilidad, pero… una vez que pasamos por todas estas desventuras nos quedamos aferrados a ellas, a nuestro pasado, en lugar de mirar hacia el futuro… porque a pesar que hicimos todo esto buscando un futuro mejor nos cuesta desligarnos del pasado, que añoramos cada vez mas, y esas “ataduras” no nos permiten crecer y desarrollarnos.

¿Y esta es una ventaja o desventaja en el mundo virtual? … Estoy seguro que es una enorme desventaja, porque el nuevo mundo necesita de gente libre, de mente abierta, que quiera crecer sin limites.

Existen innumerables motivos por los cuales muchos latinos "no crecen" y continúan aferrados a sus viejas maneras de pensar, actuar, trabajar y relacionarse con el mundo, en ocasiones el problema es la complacencia, creen que están bien como están, de modo que... ¿para qué cambiar?… Otras veces, no tienen suficiente claridad sobre el futuro y por lo tanto, no saben en qué sentido tienen que cambiar… Pero muchas veces el miedo constituye el problema esencial, perciben que sus empleos son inestables, escuchan historias de horror sobre personas que han sido víctimas de despidos y que han perdido sus trabajos, escuchan sobre cierres de fábricas, procesos de reingeniería, programas de "retiros voluntarios" y, lógicamente, les preocupa el gasto médico, la renta, la cuota del crédito, los impuestos, la educación de sus hijos… Esto los paraliza, no les permite pensar en el crecimiento, no les permite pensar en la renovación personal, no les permite pensar en desarrollar nuevos proyectos, en activar el potencial de liderazgo y creatividad que pudieran poseer. Esta parálisis no les permite re-descubrir sus talentos para hacerlos producir nuevos productos o servicios de valor, y quedan “aferrados con actitud defensiva” a lo que son en la actualidad, sin imaginar lo que pueden ser.

Los latinos debemos pensar que es inútil tolerar una situación cuando ya no existe un motivo o inspiración suficiente, cuando estamos haciendo algo por costumbre, rutina, dinero, o porque no queremos molestarnos en cambiar, porque si no logramos asumir un compromiso con una actividad, un proyecto, una meta, o un equipo, debemos considerar hacer un cambio. Porque ese estado de desmotivación producirá un entorno negativo: la voluntad decaerá y, requerirá mayor esfuerzo para hacer las cosas. Incluso las personas que están cerca advertirán la situación y naturalmente se irán alejando, anticiparse a las consecuencias de estos síntomas, es una acción muy efectiva, y ese, es el momento de hacer un cambio.

 

Mejores o peores

¿Somos mejores o peores que los sajones, chinos, hindúes y japoneses en este mundo virtual?, ¿Pesan mas nuestras ventajas o desventajas?, ¿Permitiremos que la creatividad venza al miedo?

La teoría de los pares opuesto dice que son útiles para adquirir nuevos conocimientos, por ejemplo, entre los dos y tres años de edad, los niños aprenden que las cosas son grandes o pequeñas, calientes o frías, claras u oscuras, gordas o flacas, que están arriba o abajo o que son buenas o malas; Recién a los cinco años, incorporan otras gradaciones que transforman esos pares opuestos en una gama de posibilidades y aparecen así, conceptos como mediano, tibio, templado, gris y regular… y más adelante comienzan los cuestionamientos, los ¿Cómo?, ¿Para que?, ¿Por qué?, ¿Tal vez?…

Por eso para crecer en este mundo virtual debemos romper con los pares opuestos y comenzar a integrarnos en las gradaciones, debemos saber que somos mejores, iguales y peores que los sajones, chinos, hindúes y japoneses, porque somos parte integral de este mundo virtual, porque una vez que lo asumamos romperemos las ataduras…

Debemos comprender que el mundo del siglo XXI es un mundo muy diferente al mundo de nuestros padres, incluso es un mundo muy diferente al de nuestra infancia y adolescencia, debemos dejar atrás la cultura del miedo, de la parálisis, de la rutina, de las costumbres… la verdadera revolución del siglo XXI es la revolución de la creatividad, la revolución del cambio… y ese cambio se da en el mundo virtual, el mundo donde las cosas son como deseamos que sean… un mundo donde no hay raza ni color de piel, un mundo donde no hay gordos ni flacos, altos o bajos, lindos o feos… un mundo donde cada uno puede expresarse como mejor le plazca y sin inhibiciones…

Y si el tema es expresarse, no dudo que los latinos somos los mejores del mundo… lo hacemos en nuestras canciones, en nuestros teatros, en nuestros libros, en nuestras conversaciones… por eso ahora debemos romper con los miedos y  aventurarnos a conquistar, con creatividad, este nuevo mundo… el mundo virtual.

 

Cesar Leo Marcus



Si DESEAS conocer los 571 Titulos Publicados por Molinos de viento ediciones de escritores de 35 paises, visita la pagina

http://www.windmillseditions.com