Crisis Economica > III - Crisis demográfica mundial…





III - Crisis demográfica mundial…

 

Hijos ricos e hijos pobres

La gran mayoría de los gobernantes de países ricos e industrializados sostienen que las familias de hoy son tan poco fecundas que no habrá hijos suficientes para cuidar de sus padres ancianos, en cambio en los países pobres el crecimiento de la población se esta duplicando, con mas de cuatro hijos por pareja,  amenazando el medio ambiente y su prosperidad, porque el principal factor que atenta contra la tierra, agua y las fuentes de energía es el crecimiento demográfico.

Para los ricos, como Europa, Japón y, en menor grado, Estados Unidos y algunos países con ingresos medianos el envejecimiento poblacional es el mayor problema que enfrentan, en cambio los países pobres, su mayor problema, es que su población sigue en rápido aumento y se agravarán la escasez de recursos, aumentado las presiones globales. Es importante comprender estos datos para analizar porque los gobiernos europeos incentivan el crecimiento familiar, al tiempo que reparten sistemas anticonceptivos para controlar los índices de natalidad en África.

Los ejemplos de África y Europa son muy peculiares, ya que son dos continentes y dos economías opuestas, allí podemos comparar la pobreza extrema africana, incluso con grandes focos de miseria, con la riqueza extrema europea, incluso con grandes focos de opulencia.

África tiene unos 900 millones de habitantes y altos índices de fertilidad, la División Población de la ONU predice que para 2050 tendrá alrededor de 1,8 millones de habitantes, o sea, el doble. Las poblaciones que se multiplican rápidamente son también pueblos jóvenes, debido a los numerosos niños que hay en cada hogar, en África, el promedio de edad actual es de 19 años; según las proyecciones, en 2050 rondará los 18 años.

En Europa, las tendencias van en sentido contrario. Las mismas proyecciones de la ONU para 2050 prevén una declinación de los 725 millones actuales a 630 millones (cifras aproximadas). Con pocos niños y una mayor expectativa de vida, el promedio de edad remontará de 39 años en 2005 a unos 48 en 2050.

Este ejemplo no es atípico, existe infinidad de estudios que demuestran lo que todos sabemos, que el crecimiento más acelerado se da en las regiones más pobres porque la gente de pocos recursos, en especial la de zonas rurales, tiende a ser la más prolífica (seis o más hijos por mujer es una cifra frecuente). Estas familias dependen de sus hijos para las tareas agrícolas, así como para el cuidado y sostén de los padres en su ancianidad, estas familias no tienen acceso a los anticonceptivos y la planificación familiar, pero la razón base de su gran fertilidad es que ven en su fecundidad una especie de póliza de seguro contra la gran mortalidad infantil. Los latinos conocemos estas realidades, porque son las nuestras, nuestros niños crecen en los campos y mueren por enfermedades que los europeos y norteamericanos ni conocen.

Dios dijo: Creced y multiplicaos… pero no tanto

Un informe publicado en el 2003 por Jeffrey D. Sachs, profesor de economía y director del Earth Institute, en la Universidad Columbia, demuestra la confusión reinante en materia de política demográfica.

El informe dice que... “La población mundial espera un incremento de 2500 millones entre 2003 y 2050. Esta cifra corresponderá en su totalidad a países en desarrollo y países pobres: 1300 millones más en Asia, 900 millones en África y 300 millones en América latina y otras regiones...

...Estos 2500 millones adicionales impondrán exigencias enormes no sólo a las sociedades con poblaciones crecientes, sino al mundo entero. El aumento desmesurado del consumo total de energía refleja el efecto conjunto de los mayores ingresos per cápita (y, por ende, el mayor consumo individual de energía) y el crecimiento demográfico. Este fenómeno ya ha empezado a alterar peligrosamente el clima del planeta. Además, las tensiones que dicho crecimiento provoca, combinadas con los mayores ingresos, nos están llevando a una rápida deforestación, agotamiento de la fauna pesquera y degradación del suelo, con la consiguiente pérdida del hábitat y ulterior extinción de muchísimas especies animales y vegetales...”

El problema mas grave se presenta en “el mientras tanto”... que es el periodo que va desde el 2003 al 2050, o sea el actual... porque lo predicho para el 2050 ya esta ocurriendo ahora... y desgraciadamente no hemos tomados medidas serias para contrarrestarlo.  

Si bien es preciso desacelerar el crecimiento poblacional en las regiones en desarrollo, especialmente en África, Latinoamérica y parte de Asia (por ejemplo, en India), como lo esta haciendo China desde hace años, se deberán exigir políticas estatales que puedan desempeñar un papel importante al extender a los pobres el acceso a los servicios de planificación familiar, expandir los sistemas de seguridad social, reducir la mortalidad infantil invirtiendo en salud pública y mejorar las oportunidades educativas y laborales.

El tema es que ante la amenaza de una declinación demográfica en Europa, su población ha tomado el rumbo opuesto y promueve un retorno a la familia numerosa. Y ese es un grave error. Los partidarios de un crecimiento acelerado temen que no haya suficientes trabajadores jóvenes para costear el sistema provisional público. Sin embargo, esta cuestión se puede resolver por dos vías, la mas lógica que es la incorporación de países pobres al mundo de los ricos, permitiendo a los jóvenes nacidos en países pobres acceder a la salud, la educación y la seguridad social y de esa forma ser productivos, la otra es mas dolorosa para sus bolsillos,  haciendo que los jóvenes y adultos de hoy ahorren más para su jubilación y la posterguen hasta pasados los 75 años o mas.

A mi entender la mezcla de “países ancianos ricos con países jóvenes pobres” tiende a generar “países jóvenes y ricos”. Nada tiene de drástico pedir un crecimiento poblacional más lento, pero mezclado, en los dos últimos siglos, con el advenimiento de la economía moderna, la población mundial despegó de unos 1000 millones, en 1820, a los 6300 millones actuales y llegara a los 9000 millones en el 2050. Esta explosión sin precedente fue posible gracias a los formidables avances científicos y tecnológicos, pero también esta sometiendo el planeta a presiones tremendas, por el uso intensivo de sus recursos naturales.

Es importante intensificar los esfuerzos por retardar el crecimiento demográfico en forma voluntaria, reconociendo que si hoy niveláramos la población de la Tierra, mañana la humanidad sería más feliz y el medio ambiente más sustentable. La solución esta a la vista, California es un ejemplo de ello, donde la mano de obra joven viene de Latinoamérica y gracias a eso hoy California es la quinta potencia económica mundial, la postura que proponen los europeos es arcaica, la única forma de alimentar al mundo hambriento es producir mas y, la mejor forma de producir mas es educando y cuidando a los jóvenes de los países pobres.

Imagino que el mundo del siglo XXII este poblado de jóvenes educados y trabajadores, que no existan fronteras laborales y que cada joven pueda trabajar en el país o territorio que mas le guste y mejor le paguen, y que los adultos se puedan retirar al cumplir los cincuenta años, para disfrutar su familia y su tranquilidad.

Se que parecerá un sueño, pero con planificación e integración se lograra, cuando los países industrializados comprendan que la mano de obra necesaria para seguir creciendo viene de los países pobres no dudarán en integrar sus economías, se que esto no ocurrirá del día a la noche, ni que será todo a la vez. Los permisos laborales que brindan los europeos a los africanos y las propuestas de la administración Bush a respaldar a los inmigrantes que tengan trabajo van por ese rumbo.

Cesar Leo Marcus



Si DESEAS conocer los 571 Titulos Publicados por Molinos de viento ediciones de escritores de 35 paises, visita la pagina

http://www.windmillseditions.com