Header Graphic
Cesar Leo Marcus
Artículos Periodísticos > La Comunicación


La comunicación entre dos personas se produce cuando quien escucha interpreta el mensaje en el sentido que pretende quien habla. Recordemos que comunicar no significa hablar mucho, sino expresarnos con un lenguaje comprensible y sencillo, utilizando la entonación de voz y gesticulación adecuada a nuestro mensaje. Qué pasa si digo sí, pero muevo la cabeza diciendo no, esto solo confunde a quien nos ve.

Existen tres códigos en la comunicación…

1- Saber Manejar el Cuerpo .

Las posturas y los gestos cobran gran importancia para reforzar las palabras, es muy importante mirar a quien nos escucha, para saber si comprende lo que decimos. Recordemos que las manos juegan un papel muy importante en la comunicación, por ello deben estar siempre visibles, no cruzadas ni en los bolsillos. Si su interlocutor tiene los brazos cruzados es porque esta a la defensiva, y si tiene las manos en los bolsillos es porque se siente superior.

La cara es la parte que miramos en una  conversación , por eso es muy importante establecer contacto visual, a los ojos de su interlocutor, esto revela decisión, sinceridad y valentía. Trate de parpadear lo menos posible ya que el parpadeo constante significa vacilación e inseguridad.

La boca tiene su "lenguaje", trate de no humedecer los labios con la lengua, porque demuestra timidez, inseguridad, titubeo e indecisión. Mantenga la boca cerrada, ambos labios unidos mientras escucha a su interlocutor, esto denota calma y seguridad en sí mismo, en cambio la boca abierta, la mandíbula caída, sospecha nerviosismo, prisa, asombro o sorpresa.

Al sentarse, vestirse cómodo, así no deberá moverse muy seguido, los movimientos constantes muestran intranquilidad, nerviosismo, temor y falta de control, en cambio la gente que sabe sentarse y controlar sus movimientos transmite tranquilidad y seguridad.

Mientras otros hablan manténgase atento pero impasible, evite hacer movimientos con su cuerpo ante una frase que le provoque sorpresa, haga saber su opinión en el momento oportuno.

Controle los movimientos de sus manos, recuerde que las manos dicen mas de lo que queremos expresar, al sentarse mantenga los brazos sobre sus piernas o sobre sus lados, en la butaca o sillón, esta es una posición neutra que expresa muy poco lo que usted esta realmente pensando.

No cruce las piernas, las piernas cruzadas y balanceando una de ellas sugiere nerviosismo impaciencia, timidez o temor, mantenga ambos pies sobre el piso, esto sugiere seguridad en si mismo.

Si desea expresar mucho interés sobre un tema, coloque ambos pies sobre el piso las manos sobre las rodillas e inclínese ligeramente hacia delante, esta situación además sugiere un control absoluto sobre la situación.

 

2- Saber Escuchar .

La falta de comunicación que existe se debe, en gran parte, a que no escuchamos a los demás, estamos más tiempo pendiente de nuestras propias palabras que de las palabras del otro, y hace perder la esencia de la comunicación.

Existe la creencia errónea de que escuchamos de forma automática, pero no es así, requiere un esfuerzo superior al que se hace al hablar y del que ejercemos al “oír”.

Es muy común el uso incorrecto de "escuchar" en lugar de "oír", porque "oír" es involuntario mientras que "escuchar" implica voluntad deliberada de comprender, por eso puedo “oír” música mientras leo, porque si la “escuchase” no podría leer.

Un tema importante al escuchar es mantener la atención en el otro, recordemos que la curva de la atención se inicia en un punto muy alto, disminuyendo a medida que el mensaje continúa, lo ideal es no monologar, emitir un mensaje corto y esperar la respuesta del otro, esto se llama  conversación activa.

Escuchar en forma activa es una habilidad que nos ayuda a conocer a la persona, sus sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo, logrando comprender al otro, tratando de ponernos en su lugar.

Escuchar activamente las emociones de los demás es tratar de "meternos en sus zapatos" y comprender sus motivos, analizar sus sentimientos y hacerle saber que intentamos entender lo que siente esa persona, no se trata de ser simpáticos, sino de comprender aunque, esto no signifique aceptar, ni estar de acuerdo con la posición del otro…

 

3-  Saber Hablar .

Al hablar controle que dice y como lo dice, evite usar palabras inútiles, agresivas, irrespetuosas. Con entonaciones adecuadas y pausas buscando el bienestar de su interlocutor. Todos sabemos que una voz vacilante es sinónimo de inseguridad y timidez, revelando que la persona no domina el tema sobre el cual esta hablando. Lo mismo ocurre en el tono de voz, si es demasiado bajo sugiere timidez y inseguridad, en cambio, un tono moderado audible en todo momento, revela seguridad y dominio, transmitiendo firmeza de concepto.

Si su interlocutor levanta la voz, usted debe bajarla controladamente, de esta forma usted esta obligando a su interlocutor a que se vea forzado a prestar atención, es decir, usted lo esta manipulando, demostrando superioridad.

Use con cuidado cada palabra, no olvide reforzar sus ideas principales, para que no quepan dudas de ellas. Aprenda a manejar el silencio, que es una parte muy importante de la comunicación, comprenda que entre dos frases siempre hay un intervalo, que es parte importante del mensaje. Es muy importante modular para que sus palabras lleguen claras, vibrantes, elocuentes..

Apoye las palabras de su interlocutor, para verificar sus dichos, esto es muy importante ya que ayuda a comprender lo que el otro está diciendo, y permite verificar si realmente está entendiendo lo que se dice.

Afirmaciones o preguntas ayudan a seguir el tema desde la visión del otro, por ejemplo: "Entonces lo que ocurrió fue que...”, “¿Quieres decir que...?”, "Su idea es que...", "Esto me aclara su posición respecto a..."

 

-Saber Dominarse

Es importante mantener la calma en momentos de confrontación o debate o negociación, si su tono de voz es uniforme y logra dominar los movimientos de su cuerpo, es porque esta ejerciendo un dominio absoluto de la situación.

La comunicación es la base de la vida del ser humano, por eso debemos aprender a utilizar todo nuestro cuerpo para acercarnos al prójimo... como vimos no solo la boca, también el oído, las manos, las piernas, etc., hacen fructífera la relación... y es muy importante comprender que donde reina la buena comunicación, no hay espacio para la falta de respeto o la violencia.

Cesar Leo Marcus

 

 

 

Desarrollado por WIE/CLM - 2002-2023

 

molinos de viento@clmarcus.com